¿Modernización de los países musulmanes en Londres 2012?: Arabia Saudí podría llevar una mujer

Arabia Saudí, donde los eventos deportivos para las mujeres están prohibidos, está considerando mandar a una mujer por primera vez a los Juegos Olímpicos. El estado musulmán es ultraconservador: no se les permite conducir los coches y cerraron los gimnasios privados para las mujeres en 2009 y 2010.

Hace unos días, el periódico Al-Sharq anunció que la saltadora ecuestre Dalma Malhas probablemente sea la única atleta femenina de Arabia Saudí en los Juegos Olímpicos de este verano. Malhas ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010, sin haber sido citada por su país, gracias a una invitación del Comité Olímpico Internacional (COI).

Al parecer, el príncipe heredero saudí Nayef bin Abdul Aziz, conocido por su oposición a las mujeres tengan derecho a conducir, habría dado el visto bueno a su envío a los Juegos, según medios locales por las presiones internacionales. Eso sí, la decisión aún no se ha declarado oficialmente ya que hasta el momento el Comité olímpico de Arabia ha dicho que sólo los hombres tomarán parte en los Juegos Olímpicos de Londres.

En julio del año pasado, el presidente de la Mujer del COI y Deporte del Comité, Anita DeFrantz, criticó a Arabia Saudí, así como Qatar y Brunei por ser los últimos tres países que nunca han enviado atletas femeninas a los Juegos Olímpicos. El mes pasado, la oficina de Los Derechos Humanos publicó un informe condenando la exclusión sistemática de las mujeres en las actividades deportivas en Arabia Saudita y recordando que «Arabia Saudita estaba en violación de la Carta Olímpica».