Las selecciones de waterpolo ya conocen sus rivales en Londres

Las selecciones españolas de waterpolo ya conocen cuáles serán sus caminos en los torneos olímpicos. Sorteado en Londres la composición de las dos competiciones, la masculina y la femenina, el equipo de Rafa Aguilar ya sabe que se medirá a Grecia, Italia, Kazajistán, Australia y Croacia en busca de las cuatro primeras plazas. Por su parte, el equipo femenino de Miki Oca se enfrentará en su grupo con Hungría, China y Estados Unidos para saber el orden con el que pasarán a cuartos.

 

Para nuestros técnicos, como habían repetido muchas veces, daba igual el sorteo porque las fuerzas de todos los equipos olímpicos están muy igualadas salvo el caso de los anfitriones británicos, en ambas categorías, y de Kazajistán en el cuadro masculino. Los chicos tuvieron la fortuna de ver cómo les acompañan los kazajos y ciertamente será el único enemigo fácil a priori, que además será el rival del debut el 29 de julio en el Centro Acuático.

Para la segunda jornada llegará como rival Croacia y en la tercera el sorteo ha deparado a Australia. Caprichosamente el emparejamiento ha querido que las dificultadas vayan alternándose y en la cuarta jornada llegue Grecia-España, para terminar con Italia en la quinta y última jornada de la fase previa. Si España ha quedado entre las cuatro primeras llegará a posteriori el decisivo cruce de cuartos de final, que conduce a la lucha por las medallas. Su rival saldrá del grupo B, el integrado por Hungría, Montenegro, Rumanía, Gran Bretaña, USA y Serbia. Sólo el primer clasificado del grupo de España podrá decir que partirá en cuartos como favorito. Pero es que las medallas olímpicas no se regalan.

Las chicas, a soñar

Tras el inmenso preolímpico de las chicas de Miki Oca en Trieste hace un mes, el torneo olímpico ya es un premio. Por primera vez en unos Juegos, para España este campeonato va a ser un regalo en el que sin exigencias externas las campeonas preolímpicas van a ir a por lo que se les presente y de momento esos rivales, por este orden, se llaman China, Estados Unidos y Hungría. Ningún enemigo fácil y ninguno invencible como ya han comprobado en Trieste.

Esta primera fase servirá para ordenar el grupo y preparar los cruces. El campeón se medirá con la única perita del campeonato, las de Gran Bretaña, cuyo único mérito es ser anfitrión. Italia, Rusia y Australia componen el grupo B junto a las inglesas. ¿Más asequible el cruce que el propio grupo? Habrá opiniones para todos los gustos