Una bomba falsa construida con plastilina ridiculiza la seguridad en Londres 2012

Muy fuerte esta noticia: el gobierno británico ha ordenado una investigación sobre la seguridad en el Parque Olímpico de Londres 2012 después de que un trabajador dejara en ridículo a la Policía al introducir en el estadio una bomba falsa.

El periódico ‘The Sun’ ha desvelado graves fallos de seguridad en el Estadio Olímpico de Londres, inaugurado este sábado con un evento universitario de atletismo. Según el diario, uno de los empleados consiguió entrar en el lugar con una bomba falsa y pasó por dos controles de seguridad sin que fuera interrumpido ni identificado.

«Esta es una muestra de la peor pesadilla de los Juegos Olímpicos de Londres: que grupos como Al-Qaeda puedan crear un espectáculo de terror que aterrorice el mundo», ha publicado el periódico.