Los precios durante los Juegos se subirán al Olimpo

Si usted tiene previsto ir a Londres durante los Juegos Olímpicos vaya preparándose para unos precios de consumo en los que la crisis no existe. Los Juegos en la capital londinense serán los más caros de la Historia y no sólo por el coste de las instalaciones olímpicas o los alojamientos, sino por cosas tan populares cono una pinta, unas chips o un vaso de vino. Todo por las nubes.

Los precios de la comida y la bebida batirán récords durante los Juegos Olímpicos de este verano en Londres, donde una pinta de cerveza costará 7,23 libras (9 Euros) y una ración de «fish and chips» 8 libras (9,8 euros).

El enfado de algunos londinenses por unos precios que consideran abusivos se ha sumado al malestar por los cortes de tráfico que sufrirá la ciudad, así como al temor generalizado de que el transporte público y los aeropuertos se colapsen durante los Juegos.

Una ración del popular «fish and chips», un filete de bacalao rebozado acompañado de patatas fritas, que se sirve estos días en el barrio de Stratford, al este de londres, por 3,99 libras (4,94 euros), doblará su precio en el interior de los recintos olímpicos.

Según la lista oficial de Londres 2012, un café con leche de tamaño pequeño se venderá por 2,60 libras (3,2 euros); una ración de pasta con pollo y champiñones por 6,50 libras (8 euros), el mismo precio que un «burrito» de pollo, mientras que una ensalada de atún y papa estará marcada en 5,90 libras (7,3 euros).

La mayoría de críticas han llegado a raíz de los precios de las bebidas alcohólicas: una copa de vino tinto valdrá 4,80 libras (6 Euros) y una botella de cerveza (33 centilitros) 4,20 libras (5,2 euros), lo que significa que la medida habitual para la cerveza en Inglaterra, una pinta, tendrá un valor de 9 euros.

El comité organizador (Locog) argumenta que se trata de precios equiparables a los de otros grandes acontecimientos deportivos, sin embargo, durante el campeonato de tenis de Wimbledon, en el All England Club londinense, una pinta cuesta 4,60 libras (6,2 Euros), y en los establecimientos del legendario estadio de Wembley los espectadores pagan 4,70 libras (6,3 euros).

La situación se complica por el hecho de que la seguridad a la entrada de los estadios será similar a la de un aeropuerto, por lo que los espectadores no podrán acceder con líquidos al interior del Parque Olímpico.

La organización se ha comprometido a suministrar agua de forma gratuita para evitar problemas de deshidratación entre los espectadores y ha recordado que se podrá acceder con alimentos, siempre que «no se traigan en grandes cestas de picnic», según relató el director ejecutivo del Locog, Paul Deighton.

Las restricciones de seguridad impedirán, entre otras cosas, que en las zonas verdes del Parque Olímpico se viva un ambiente festivo similar al que se crea cada año en la famosa colina Henman Hill de Wimbledon, donde las familias extienden manteles, sacan la cubertería y descorchan botellas de vino espumoso.

Durante los Juegos no se podrán entrar copas ni cubiertos al Parque Olímpico, ni tampoco botellas de champán.

Según el Comité, una familia de cuatro miembros podrá comer en el interior de los recintos olímpicos «por menos de 40 libras» (unos 50 euros).

Los Juegos de Londres, los trigésimos de la era moderna, se inaugurarán el próximo 27 de julio y se clausurarán el 12 de agosto.