La ceremonia de inauguración de los Juegos de Londres será más corta para asegurar la puntualidad

Estadio olímpico

Siempre se ha dicho: la puntualidad es clave para los británicos. Tanto que para sus Juegos Olímpicos de Londres que empiezan este 27 de julio, los organizadores anunciaron, recoge el COE, que recortarán escenas de la ceremonia de inauguración, el día 27, para asegurar que acaba con puntualidad y que los espectadores puedan regresar en transporte público.

El Comité Organizador (LOCOG) informó de que se cancela un número de acrobacias con motocicleta para que la ceremonia, que comenzará a las 20.00 GMT, concluya antes de las 23.30 GMT, a tiempo para que los espectadores puedan volver a casa en metro o autobús.

La ceremonia, diseñada por el cineasta británico Daniel Boyle y de la que han trascendido pocos detalles, tendrá como escenario un paisaje de la campiña inglesa y cuenta con un presupuesto de 27 millones de libras (33 millones de euros), menos de la mitad de los 80 millones de euros que costó la ceremonia de Pekín 2008.