Esgrima: la increíble polémica de la surcoreana Shin a Lam traspasa todas las fronteras

Shin a Lam
Shin a Lam, llorando (Imágenes de The Guardian)

La escena ya la conocen: la campeona olímpica de Pekín de esgrima, la surcoreana Shin a Lam, se disponía a terminar su combate contra la alemana Britta Heidemann, cuando iban empatadas a 5. Sólo faltaba un segundo, pero se produjo un terrible fallo en el cronómetro. Ese segundo no pasó, lo cual aprovechó la alemana para darle una estocada y vencer así por 6-5.

La cara de Shin a Lam era de libro, y el público abucheó el fallo de cronometraje. Lo peor es que en la apelación nadie se atrevió a quitar a la alemana el combate victorioso y lo único a lo que acertaron a conceder fue una especie de medalla de consolación para Shin a Lam. La surcoreana explotó después y dijo que se negaba a aceptar esa medalla: “Esto no va a hacer que me sienta mejor, porque no es una medalla olímpica. No puedo aceptar el resultado porque creo que se ha cometido un error”.

La polémica pronto se convirtió en anécdota y cachondeo en Internet porque Shin a Lam se quedó en la pista durante casi una hora llorando, sin permitir que se celebrase la final de la que había quedado fuera. Pese a todo, nadie la sancionó.

Ahora tiene hasta su vídeo de parodia.

Primero puede ver el vídeo de la polémica:

Y la parodia:

– También te puede interesar:

Vídeo: Expulsan a 8 atletas asiáticos por perder adrede
Las expulsiones de Badminton tienen más consecuencias en sus respectivos países
Medallero olímpico
Las olimpiadas en directo en TV