El morbo sexual de siempre: habrá 150.000 preservativos en la Villa Olímpica de Londres

Campaña publicitaria de Benetton
Campaña publicitaria de Benetton

Como en anteriores citas olímpicas, la polémica de siempre, en la que entran los más conservadores, claro. Y es que en esta ocasión, la empresa de preservativos Durex distribuirá unos 150.000 profilácticos a los más de 16.000 atletas que se reúnan en la Villa Olímpica durante la celebración de los Juegos de Londres, para preservar el contagio de posibles enfermedades e impedir embarazos no deseados.

La cifra no resulta tan abultada si se tiene en cuenta que la misma compañía repartió más de 100.000 preservativos en los Juegos de Invierno de Vancouver 2010 entre unos 7.000 deportistas que no encontraron mejor forma de combatir las bajas temperaturas canadienses que practicando el sexo seguro hasta agotar las existencias.

Tras aplacar los ánimos fogosos, para aquellos que su estricta nutrición se lo pueda permitir, la organización de la cita olímpica construirá en las inmediaciones de la Villa Olímpica el mayor McDonald’s del mundo con una capacidad para 1.500 personas sentadas, donde las previsiones auguran que se venderán cerca de 50.000 Big Macs, 100.000 raciones de patatas fritas y unos 30.000 batidos.

Para aquellos que no gusten del restaurante americano por excelencia, la organización dispondrá de diversos establecimientos alimenticios dentro del recinto al que únicamente tienen acceso los deportistas.

Las cifras empachan sólo de imaginarlas. A saber, se prevé el consumo de 25.000 raciones de pan, 232 toneladas de patatas, más de 100 toneladas de carne o 75.000 litros de leche por citar alguno de los alimentos que más se consumirán.