Brasil abandonó su partido ante Egipto demasiado pronto (3-2)

 

Sandro lucha por el balón con Eslam Ramadan
Sandro lucha por el balón con Eslam Ramadan. Fuente: LOCOG

La Brasil de Neymar no brilló, pero ganó. Así de sencillo. Así de fácil. Egipto les duró un suspiro. Y a base de destellos sentenciaron el partido en la primera parte.  Rafael abrió la cuenta con un remate cruzado al cuarto de hora de juego. Pasados diez minutos, Damiao aumentó la ventaja en un error del portero egipcio. Éste todavía tendría que recoger un tercer balón de sus redes, tras un cabezazo de Neymar. Dicho y hecho. Tres goles, tres puntos.

 

Sin embargo, en la segunda mitad Egipto mostró las carencias de la brasileira. Los goles de Aboutrika, después de un remate que chocó en el palo, y Salah maquillaron un marcador que nunca peligró, pero que deja en evidencia que aquí en Londres el favoritismo hay que ganarlo en el campo. Y los descuidos…

Calendario Grupo A / Calendario Grupo B / Calendario Grupo C/ Calendario Grupo D