Año Olímpico, año de recortes

Aunque no se pueda decir que el deporte español haya salido mal parado, en comparación con otros sectores, sí el presupuesto del CSD en Año Olímpico se reduce en casi un 25% con respecto al pasado año.

El presupuesto del Consejo Superior de Deportes (CSD) para el 2012 baja un 24,46%, de 164,6 millones a 124,4 millones. 40 millones menos para el deporte español en un año olímpico, lo que significa «una política de austeridad máxima, que es lo que exige la situación de España en los días que estamos viviendo», en palabras del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, que presentó el pasado 3 de abril el recorte presupuestario aprobado por el Gobierno.

Una reducción que, trasladada a las subvenciones a las federaciones deportivas (30 olímpicas y 35 no olímpicas), se traduce en 13,6 millones menos para las entidades federativas, que en el 2011 recibieron 62,2 millones del CSD y este año no ingresarán más de 48,6 millones por ese concepto.